Betaespera: parte I

Durante los primeros días de la betaespera traté de estar en reposo, aunque no dejé de hacer las cosas de la casa, sí que evité agacharme para coger cosas o hacer movimientos raros.

Intenté andar bastante, pero unos días antes me fisuré el dedo pequeño del pie y aún no estaba al 100% para andar mucho, así que dividía mis salidas en dos veces.

He evitado bañarme en la piscina porque, aunque en la clínica no me indicaron nada al respecto, creí que era lo más lógico, al igual que tampoco hemos retozado ni por asomo.

A primera hora de la tarde me he acostumbrado a hacer un poco de meditación, hablándole a mis luceros y he sacado ratos para hacerle cositas de costura.

Durante esta betaespera no he apuntado lo que he ido sintiendo cada día, he preferido no centrarme tanto en eso, aunque sí recuerdo, más o menos, lo síntomas que he ido teniendo cada día. Os hago un resumen de estos primeros días:

  • Al cabo de un par días tuve más flujo del normal, aunque con los 800mg de progesterona ésto no es muy raro.
  • Comencé a notar muchos dolores de riñones un día entero, junto con pequeñísimos pinchacillos en la zona del bajo vientre.
  • Alrededor de esos días empecé a notar muchísimo dolor de regla, pero bastante. Me asusté bastante porque al haberme puesto el decapeptyl hacía un poco más de un mes, no sabía si se debía a una regla retenida o a qué. Al no haber ido nunca con esta medicación, me encontraba bastante preocupada.
  • Una mañana tuve un poco de diarrea, pero nada llamativo.
  • No tenía mayor molestia en los pechos, ni más grandes, ni más tirantes ni nada.
  • Tuve una mañana y una tarde de náuseas y algún escalofrío, pero eran cosas muy pasajeras y puntuales.
  • No sentí asco a nada ni tampoco aumenté mi olfato durante estos días.
  • Tampoco tuve manchados ni nada por el estilo, gracias a Dios porque aunque en betaespera estemos deseando ver un sangrado de implantación, a mí, en el fondo, me aterrorizaba la idea de limpiarme y ver algún resto que no fuese el de la progesterona.
  • No he tenido más sueño del normal, es más, diría que he tirado hacia dormir pocas horas.
  • Como dato curioso os diré que mi perrilla ha estado más pendiente de mí. Intenta estar a mi lado todo el tiempo.

Hasta aquí el resumen de la primera parte de mi betaespera. Estos primeros días los llevé bastante bien, aunque hice trampa porque al ser blastos, esta primera semana fue más cortita, jijijiji.

Anuncios

20 comentarios en “Betaespera: parte I

  1. Estoy leyendo tu entrada con una sonrisa porque me esta dando muy muy buena intuición y no por los síntomas sino por tu forma de hablar 😊😊. Y has hecho muy bien en no bañarte en la piscina porque la primera semana siempre lo prohíben y lo del sexo también. Un besazo enorme 😙

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s