Mis truquis y yo

No sé si ya he comentado que soy muy dada a buscar cualquier alternativa “natural” antes que tomarme pastillas.

Un tiempo antes de empezar la búsqueda descubrí el aceite de onagra, la heparina y el ovusitol gracias a una de mis mejores amigas. Ella se los había tomado en su último embarazo (antes había tenido dos abortos) y me recomendó el aceite de onagra sí o sí, de hecho me guardó el bote con las pastillas que le sobraron que a su vez se lo había pasado otra amiga suya que también se había quedado embarazada.
El mes que empecé a buscar le pedí las pastillas pero se habían puesto malas así que, ni corta ni perezosa, me fuí a un herbolario y me compré un bote que me parece que llevaba como 200 pastillas o algo así. Justo ese mes me quedé y dije:
Puafff, vaya gasto que he hecho…
Lo que en ese momento no sabía es que con el tiempo gastaría ese bote y muchos más, jajajaaja.

Al segundo mes de búsqueda me compré 20 test de ovulación. El primer positivo que ví después de llevar unosdescarga 7 ú 8 hechos ese mes fue el día 16 del ciclo. ¡Qué emocionante fue!

Como nos fue tan bien porque ese mes me quedé embarazada, seguimos usándolos muchos meses más. Cambié de marca y me compré unos muy baratitos de amazon pero siempre se me marcaba bastante la línea de test aunque es verdad que cuando era positivo positivo se diferenciaba perfectamente, pero decidimos comprar los de clearblue porque tienen una sensibilidad de 40, por lo que sabía que sólo me saldría la carita sonriente cuando fuese a ovular. De tan experta que estaba hecha con los otros test de ovulación, sólamente tenía que usar un test de clearblue al mes, a lo máximo dos, porque notaba cuando se acercaba el pico de lh por el color del pipí, así que súper contenta porque pensaba:
Este mes es el nuestro, ha salido la carita y eso es que estoy ovulando la mar de bien.

Ya llevo varios meses que ni los uso, de hecho, no tengo ni idea de cuándo ovulo o de si llego a ovular.

Otro truqui mundialmente conocido fue el aquarius. Litros y litros de aquarius que me funcionaron para quedarme embarazada y se volvieron comodín en los siguientes meses de búsqueda.

No hace falta ni hablar de las patillas pá’rriba o almohada/cojín en el culete durante un cierto tiempo después de retozar.

Otro truqui fue el aceite de lino. La primera vez que fuí a comprarlo fue a raíz de darme cuenta de que mis fases lúteas eran muy cortas (entre 8 ó 9 días) y, loca perdía yo, me planté en el primer herbolario que pude y me compré lo que yo pensaba que era aceite de lino, pero no, eran semillas de lino machadas, las cuales no sirven porque el linonosecuanto que yo necesitaba sólo se consigue en el aceite. En el momento en el que me dí cuenta dije:
Juer, otro intento más por no haber comprado el aceite de lino.

Así que me fuí a mi herbolario de siempre y encargué expresamente “aceite de lino de primera prensión en frío”. Estos es súperrrr importante por lo visto… Me lo tomé pero no me terminó de hacer el efecto que necesitaba porque manché unos días antes de la regla, sí es verdad que pasé de 8-9 días de fase lútea a 11 días, así que por esa parte estaba bastante contenta y ponía en evidencia que, efectivamente, necesitaba progesterona sí o sí.

También he probado el zumo de pomelo, desde la regla a la ovulación ya que aumenta la cantidad de flujo haciendo que el esperma lo tengo más fácil. Al final me acostumbré al sabor, arggg.

Hemos, y digo hemos porque el que empezó fue mi marido, probamos la maca. Yo sólo lo hice un mes porque luego leí q no era tan bueno para las mujeres. Mi marido las ha dejado porque le sientan mal al estómago.

Probé el ovusitol dos meses, que aunque se vende en farmacias no llega a ser una medicación como tal sino un complejo vitamínico, pero lo dejé porque me producía mucho dolor de riñones y yo veía que eso no iba conmigo.

He tomado tres tipos de complementos vitamínicos:pastillas
Natalben preconceptivo que lo dejé enseguida porque llevan lactosa y me sientan fatal.
Gestagyn embarazo dos meses antes del primer embarazo y que se convirtieron en mis pastillas benditas y que en esos meses que he visto que esto no iba pá ningún lado he vuelto a tomarlas, fuese a ser que me quedase embarazada gracias a ellas…
Yoduk complex: son de los pocos complejos prenatales que no tienen lactosa y, encima, entran por receta.

En diciembre decidí ir a un kinesiólogo y sí que tuve mucha mejoría en cuanto a nivel hormonal. Él me dijo que tenía un problema de estancamiento de sangre y que eso me impedía el embarazo, entre otras cosas. Me estuvo haciendo acupuntura y me mandó unas pastis naturales que me vinieron genial.

He probado la osteopatía para movilizarme las trompas y lo último es el biomagnetismo, a través del cual se determina si en mi cuerpo hay virus, patógenos o bacterias que me estén provocando algún tipo de infección o inflamación. En la primera sesión me salieron varias cosas que me afectaban a la fertilidad y en la segunda y última sesión ya no salían, a ver si con esto tenemos suerte.

Estuve tomándome la tempe el mes que me quedé embarazada y seguí haciéndolo varios meses después del legrado, pero me harté. Ahora creo que lo retomaré pero sólo para comprobar mi temperatura en algunos días concretos del ciclo. Tengo curiosidad por saber si está igual que hace un año o ha variado.

También tomo semillas de chía por la mañana con una vaso de agua templadilla. Lo empecé a tomar porque tiene muchísimo omega 3 y vitaminas y sigo porque me hace sentir muy bien, con más fuerzas.

He aprendido a poner un papel debajo del toto cuando voy al baño (y no es al hacer pipí- siento ser tan escatológica…) y comprobar mi flujo. Descubrí que tenía y bastante, aunque es mí es muy raro verlo por tener el útero en retro, por lo visto.

Incluímos más alimentos buenos para la fertilidad, como el brócoli, algún pescado, fuera el cerdo y el pollo, fuera la coca-cola para mi marido, yo ya no tomo café sino eko… pero a raiz de irme a vivir con mi madre para cuidar de ella la dieta preconceptiva se fue al traste en todos los sentidos. Ahora volveremos a retomarla con más ganas que nunca porque nos vendrá bien a nivel físico, psíquico y emocional.

Hemos probado a retozar día sí día no, a hacerlo dos días seguidos y descansar uno y volver, a esperarnos a que saliera positivo el test de ovulación y hacerlo varios días seguidos, a hacerlo justo el día de la ovulación… Resumiendo: hemos probado todas las combinaciones posibles, pero la caja fuerte no se ha vuelto a abrir.

Como comprenderéis, si después de tantos y tantos truquillos no nos hemos vuelto a quedar embarazados es porque algo estaba pasando y, efectivamente, el dinero invertido en zumos, onagras, aquarius, test de ovulación, de embarazo… no han servido pá ná, ná más que pá tenerme entretenida e ilusionada mes tras mes.

En realidad, ha sido hasta gracioso y ameno porque nunca pensé que llegase a probar taaaantas cosas, jajajaja.

Y vosotras, ¿qué truquis usáis o habéis usado?

Un besito, preciosas!!!

Anuncios

3 comentarios en “Mis truquis y yo

  1. madre mía, pues te has hecho experta chica, yo probé la maca en un complemento vitamínico Mr Planeta también, me hice experta en test de ovulación pero conmigo no valen, la lh siempre la tengo más alta y ahora estoy interesada en variar la dieta, ver que alimentos pueden ayudar, ya mismo comenzamos con IA y me gustaría mejorar nuestra alimentación que aunque no es del todo mala, a veces es rápida y caprichosa, de camino si ambos dejamos 4 kilitos que nos sobran mejor que mejor, también estamos cogiendo la rutina de andar rapidito entre 1 a 2 horas, nos lo recomendó el urólogo y por supuesto fuera las copitas, aunque también la coca-cola tras leerte se la voy a esconder que a veces abusa..jejeje

    Me gusta

    • Lo de la alimentación es primordial. Yo lo he comprobado ahora con lo de mi madre y es totalmente cierto: una alimentación sana ayuda muchísimo a prevenir enfermedades y a curarlas, cuanto más a conseguir un embarazo.
      En el herbolario donde yo suelo comprar, que además es restaurante, el dueño me dijo hace tiempo una frase:
      “Haz que el alimento sea tu medicina”
      Y tiene muchísima razón.
      Nosotros estamos en ello también, pero Veleta come siempre fuera y le cuesta llevar una buena alimentación aunque me ha dicho que intentará llevar una semidieta.
      Un besito!!!

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s