Infertilidad femenina

Un día después de recoger el semi tenía cita con mi gine y tenía claro que de allí no salía sin alguna prueba y aprovechamos para darle el seminograma como complemento del estudio por abortabilidad. Cuando la gine lo vió se sorprendió pero nos dijo:

Bueno, os habéis quedado embarazados, con lo cual, el esperma no será tan malo.

Le volví a pedir la histerosalpingografía (HSG), una prueba radiológica en la que te introducen contraste para ver el paso por el útero y las trompas. Mi empeño era por dos motivos:

1.-Con 15 años me operaron de un quiste en el ovario derecho y me hicieron una carnicería porque la operación que se suponía sencilla mediante laparoscopia terminó siendo una cicatriz de 20 grapas porque me pincharon la vejiga… y desde entonces yo tenía la cosa de que mi trompa derecha no estaba bien, es más, las veces que yo me había quedado embarazada habían sido por el ovario izquierdo, con lo que mis sospechas iban a más.

2.- Cuando me hicieron el legrado, el gine comentó que le había parecido ver un tabique uterino. Yo me informé y eso es causa de bastantes abortos, por lo que necesitaba saber si eso era así o no.

La gine me dijo que no me la mandaba, que si en septiembre no me había quedado embarazada me haría una histeroscopia (HSC), una prueba que se realiza en quirófano con sedación y que mediante una cámara visualizan el interior del útero y sirve tanto para diagnosticar como para operar. Le dije que en este momento yo no me podía permitir el lujo de meterme en un quirófano por lo que estábamos pasando con mi madre y le volví a pedir que me mandara la HSG y al final accedió no sin antes decirme que yo tenía mucho empeño en mirarme las trompas y que mis trompas estaban bien porque me quedo embarazada. Salí de la consulta contenta porque después de un año había conseguido que me mandaran la prueba que iba a ratificar si tenía tabique uterino y trompas permeables.

Días antes de acudir a la gine yo ya había pedido cita para hacerme la HSG, jajajaja, precavida yo. Las indicaciones fueron las siguientes:
– Ayuno de 8 h
– La noche de antes debía tomarme un sobre de antibiótico (Monurol de 1gr) y otro sobre 4h antes de la prueba.
Diréis, bueno la prueba sería por la mañana. Pues no…
Era a las 4 de la tarde!!! Así que desde el desayuno no comí nada, sólo bebí un vasito de agua con el sobre.

Me fuí sola a la prueba (como siempre debido al trabajo de mi marido y por la situación de mami que tampoco podía acompañarme), no sin antes ser avisada de lo que supuestamente iba a sentir, un dolorcillo de regla…
Al comenzar, el radiólogo me dijo que la prueba podía durar 1′ si colaboraba o 1h si no lo hacía.
Empezó a pasarme el contraste y yo comencé a notar el dolorcillo de regla totalmente soportable. Al rato ese dolorcillo fue a más y le pregunté si ya había pasado el minuto y me dijo que no, que no pasaba el contraste. Mujer sabia yo donde las haya le dije:
Claro! Es que mi trompa derecha no es permeable.
Y me soltó:
Ni la izquierda tampoco.
Ufff, no os podéis imaginar lo que se me pasó por la cabeza y sólo acerté a decirle:
Insista todo lo que haga falta, yo aguanto el dolor, pero intente desbloquearla.

Así que el doctor se puso como loco a pedir otra dosis más de contraste y lo metió tan fuerte y tan de golpe que el dolor se hizo bastante agudo y me chilló diciéndome:
Señora, por favor, no me cierre las piernas!!!
Yo le pedí perdón y le dije que es que no me lo esperaba.
Al momento dejó todo lo que estaba haciendo y dijo:
No se puede, es imposible, el contraste no pasa.
Y la enfermera le preguntó si me hacía otra radiografía más y dijo que no. Yo le pregunté si era normal que teniendo las dos trompas obstruídas me hubiese quedado embarazada y me hizo un gesto como diciendo “tú sabrás”.

Ahí estaba yo tumbada en la camilla, sintiendo que todo el contraste se me escurría y la enfermera me preguntó si estaba mareada y le dije que no, que lo que me encontraba era sorprendida del diagnóstico.
Cogí el coche para ir a mi casa a esperar a que me dieran los resultados (me dijeron que en una hora los tendría) y llamé a mi marido embarracada llorando, no de pena, sino de rabia porque nadie antes me había hecho caso y habíamos dejado pasar mucho tiempo. En ese momento os juro que pensé que no podría tener hij@s, pensaba que con trompas obstruídas no se podía hacer nada, estaba totalmente bloqueada.
Cuando recogí los resultados leí lo siguiente (resumido):
Trompa derecha totalmente obstruída e izquierda casi totalmente, sin paso de contraste por la región ampular.

Yo, mujer curtida en foros y blogs, veía claramente en las radiografías el intento de paso del contraste y se observa que en la izquierda pasa algo más de contraste que en la derecha y también ví mi tabique uterino, ESTABA AHÍ! Pero, curiosamente, en el informe no aparecía mención alguna al tabique.
Esa misma tarde era la graduación de mi hermanilla, pasaba de sexto a E.S.O. y no me lo podía perder, me importaba un pepino el dolor y el sangrado tan bestial que tenía. Me arreglé y me fuí con mi madre, mi hermano y Veleta.
Todo esto fue un viernes y el miércoles ya tenía cita en reproducción, pero eso será otro capítulo.

Anuncios

2 comentarios en “Infertilidad femenina

    • Pues sí, la cosa se nos fue poniendo dificililla.
      No entiendo porqué tardan tanto en mandar ciertas pruebas antes de meternos un chute hormonal…
      A ver si tú tienes suerte y te la mandan y te quedas más tranquila en ese aspecto.
      Besos!!!!

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s